El PP se centra en las ayudas a emprendedores

Publicado: 2 noviembre, 2011 en Noticias

Vamos a analizar el programa del PP. El más importante, dado que todas las encuestas les colocan como partido en el poder, probablemente con mayoría absoluta. Veamos qué piensan hacer en TIC durante los próximos años.

Emprendedores

Impulsaremos una nueva ley para el apoyo a los emprendedores que favorezca las nuevas iniciativas empresariales y el desarrollo de la actividad de pymes y autónomos.

Aprobaremos un apoyo fiscal, por importe de 3.000 euros, por la contratación del primer trabajador que no tenga la condición de socio de una empresa de nueva creación.

Bonificaremos las cotizaciones sociales para los autónomos empresarios que contraten su primer trabajador no socio.

Modificaremos, de acuerdo con la normativa europea, el régimen del IVA para que autónomos y pymes no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya efectuado el cobro de las facturas correspondientes.

Articularemos un mecanismo ágil y efectivo para compensar las deudas tributarias de pymes y autónomos con las cantidades que tengan reconocidas y pendientes de cobro por parte de la misma administración.

Mejoraremos el tratamiento fiscal de los beneficios de la actividad económica de pymes y autónomos reinvertidos en el propio proyecto empresarial para reforzar su capacidad de autofinanciación. Mejoraremos los métodos de amortización. Reformaremos la tributación por módulos teniendo en cuenta las circunstancias de las empresas y la gestión tributaria.

En el impuesto de sociedades generalizaremos la aplicación a las empresas de reducida dimensión el tipo impositivo del 20 por ciento y extenderemos el ámbito de aplicación del tipo del 25 por ciento. Reduciremos y simplificaremos el sistema de deducciones.

Propiciaremos la sustitución de los controles y licencias previos para el establecimiento de actividades empresariales por mecanismos de control y sanción a posteriori basados en el principio de proporcionalidad, excepto para aquellos casos que afecten a la seguridad pública.

Agilizaremos los trámites de creación de empresas, asegurando una eficaz coordinación de todas las administraciones y los agentes públicos intervinientes, con el objetivo de que sea posible crear una empresa en 24 horas.

Fomentaremos los instrumentos de financiación empresarial alternativa como el capital riesgo, el capital semilla o la actuación de los denominados business angels, eximiendo de tributación las operaciones de ampliación de capital derivadas de estas inversiones. Impulsaremos la creación de fondos mixtos público-privados de capital riesgo.

Potenciaremos los instrumentos públicos de ayuda a la internacionalización de las pymes mediante su mejor coordinación y la evaluación permanente de su eficacia.

Favoreceremos el esfuerzo innovador de las empresas emergentes y de las pymes que desarrollen I+D+i. Flexibilizaremos las condiciones de la línea del ICO para financiar las deudas de ayuntamientos con pymes y autónomos, garantizando que es accesible a todos sus destinatarios.

Innovación para el empleo

Racionalizaremos y reorganizaremos los recursos públicos disponibles para el fomento de la innovación, eliminando duplicidades, señalando con claridad los objetivos perseguidos y facilitando canales únicos y bien definidos para la interlocución con la sociedad. Con el fin de buscar la excelencia innovadora, promoveremos la concurrencia competitiva de proyectos y unificaremos y daremos plena publicidad a los criterios de selección utilizados.

Generalizaremos los sistemas de evaluación con criterios comunes de medición de resultados.

Actualizaremos la estructura de incentivos fiscales que potencien la inversión en I+D empresarial, con atención preferente a las empresas emergentes, las pymes innovadoras y los sectores prioritarios como salud, energía y transporte, conforme a las mejores prácticas europeas.

Impulsaremos el mecenazgo.

Apoyaremos decididamente a los centros tecnológicos, los centros de apoyo a la innovación tecnológica y los parques científicos y tecnológicos para la mejora de la competitividad de las empresas, potenciando la generación de conocimiento tecnológico, realizando actividades de I+D+i y desarrollando su aplicación. Restableceremos los programas específicos orientados a la l+D estratégica, la cooperación entre centros y la participación en programas europeos.

Elaboraremos un mapa nacional de la innovación en el que se sitúen todas las instituciones y actores que forman parte del sistema nacional de I+D+i, así como las líneas de trabajo de cada institución. Impulsaremos los sistemas de vigilancia tecnológica que permitan un acceso rápido y eficiente de las empresas españolas a la mejor tecnología disponible a nivel mundial.

Promoveremos la creación de empresas de base tecnológica. Impulsaremos que dichas empresas confronten la realidad del mercado desde su creación. Crearemos un marco normativo que reconozca la figura de los inversores de proximidad o business angels, articulando los estímulos financieros y fiscales pertinentes para facilitar su financiación con capital riesgo, aplicables tanto a personas físicas como jurídicas.

Potenciaremos la compra pública innovadora con especial atención a las pequeñas y medianas empresas innovadoras. Crearemos un programa de demanda pública temprana de tecnología que incentive a las empresas a desarrollar soluciones tecnológicas para cubrir las necesidades futuras del sector público.

Fomentaremos el intercambio, con carácter temporal o permanente, de investigadores entre el sector público y el privado a través de incentivos que favorezcan la carrera profesional de los investigadores públicos.

Reforzaremos el marco legal para la protección de la propiedad intelectual e industrial.

Nuevas tecnologías para la modernización

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son un sector de gran relevancia en nuestra economía, no sólo por el empleo directo que crean y su aportación al PIB, sino por las posibilidades de desarrollo que generan en el resto de sectores. En los últimos años, el avance del sector se ha producido por el interés creciente de los ciudadanos en emplear nuevos instrumentos tecnológicos, por el progreso de los medios digitales y por el impulso de las empresas tecnológicas españolas.

Esta contribución a la competitividad general de la economía y el uso creciente por parte de ciudadanos y empresas ha chocado con múltiples obstáculos y trabas administrativas y burocráticas. Ha faltado un interés político en impulsar la extensión de las tecnologías y la sociedad de la información.

Se ha gastado mucho dinero sin explicar qué resultados se han obtenido, olvidando que las nuevas tecnologías son una herramienta y no un fin en sí mismas.

Nuestras actuaciones en el ámbito de las TIC irán encaminadas a consolidar el uso de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de nuestros ciudadanos y empresas. Para el logro de este objetivo queremos que la administración sirva de ejemplo, potenciando el uso de las herramientas digitales en todos aquellos servicios públicos en los que sea eficiente su aplicación.

Nos proponemos estimular el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación con actuaciones que fomenten las inversiones en redes, eliminando trabas artificiales que han frenado su crecimiento y con un nuevo enfoque ex post para la regulación de la competencia en el sector.

Para recuperar la competitividad perdida en los últimos años impulsaremos
la introducción de nuevas tecnologías que permitan ganar eficiencia y aumentar la productividad, de tal forma que se incremente el número de empresas con capacidad para competir internacionalmente.

Prestaremos mayor atención a la protección de los consumidores promoviendo medidas encaminadas a velar por la seguridad en el ámbito de internet y la confianza en el comercio electrónico.

Impulsaremos un organismo regulador convergente en materia de telecomunicaciones y audiovisual y ahorraremos dinero a los contribuyentes poniendo freno a los déficits generados por las televisiones públicas en España.

Impulsaremos el pleno desarrollo de la agenda digital de la Unión Europea.

Mejoraremos la regulación sectorial en materia de telecomunicaciones bajo los principios de competencia, simplicidad, unidad de mercado y neutralidad.

Suprimiremos el canon digital y lo sustituiremos por nuevos modelos de gestión y retribución de la propiedad intelectual más justos y equitativos, basados en el uso efectivo de las obras.

Impulsaremos la extensión de las redes de nueva generación, tanto fijas como móviles, y el desarrollo de nuevos servicios basados en ellas.

Promoveremos la eliminación de barreras normativas y administrativas al despliegue de estas infraestructuras.

Elaboraremos un programa de gestión eficaz del espectro radioeléctrico que fomente la rápida implantación de las redes de cuarta generación y el internet móvil de alta velocidad.

Estudiaremos la viabilidad económica del actual modelo de televisiones públicas para redimensionarlas y adaptarlas a la coyuntura presupuestaria que estamos atravesando. Estableceremos legalmente techos máximos de gasto y de endeudamiento para todos los medios de comunicación públicos.

Impulsaremos las reformas legislativas necesarias para que las administraciones autonómicas y locales tengan libertad para adoptar nuevos modelos de gestión de las televisiones públicas que permitan la entrada a la participación privada.

Avanzaremos hacia el apagón del papel en la administración, mediante la elaboración de un plan nacional para la plena conversión de los servicios de la administración al entorno digital.

Reforzaremos la seguridad y protegeremos la privacidad de las personas como pilares esenciales del internet del futuro, mejorando la normativa en materias como la protección de datos personales y los derechos de los consumidores y usuarios de los servicios de la sociedad de la información. Fortaleceremos la lucha contra los delitos en internet, con especial atención a la protección de la infancia.

Impulsaremos el acceso efectivo a internet por banda ancha en todo el territorio nacional como parte del servicio universal. Promoveremos un internet abierto, sostenible y competitivo, libre de prácticas que impidan el desarrollo de nuevos proyectos, servicios y contenidos de la sociedad de la información.

Otros

Ordenaremos los órganos reguladores para fortalecer la aplicación de la normativa de competencia en todos los ámbitos, bajo criterios comunes en todos los sectores y para todo el territorio nacional, favoreciendo la unidad de mercado. Avanzaremos en la liberalización de los sectores de telecomunicaciones, energía y postal, estableciendo como prioridad básica el desarrollo de la competencia.

Impulsaremos un organismo regulador convergente en materia de telecomunicaciones y audiovisual y ahorraremos dinero a los contribuyentes poniendo freno a los déficits generados por las televisiones públicas en España.

Conclusiones

Después de leer los programas de todos los partidos políticos hay una cosa muy clara: el canon tiene los días contados. No hay ningún partido político que defienda su mantenimiento, aunque tampoco está claro cómo se articulará un recambio. En el caso del PP, hablan de retribuciones basadas en “el uso efectivo de las obras”. Me urge saber cómo diablos piensan hacer eso. ¿Utilizar el ránking de los más vistos en Series Yonkis?

Si algo tiene claro el PP es el apoyo a la figura del emprendedor. Es el partido que más espacio le dedica y parece tener claro que éste va a ser uno de sus caladeros de votos. El apoyo fiscal de 3.000 euros, las bonificaciones a las cotizaciones para el primer trabajador contratado no socio de la pyme, o el tipo impositivo del 20-25% para nuevas empresas son de las pocas soluciones concretas que aportan los populares en el negociado que afecta a las TIC.

En estos ámbitos, es un programa que evita meterse en charcos y que aboga por soluciones que parecen razonables. La fusión del regulador de las telecos con el audiovisual tiene mucho sentido, y no veo que se mencione la (muy temida por mí) integración con la (ineficiente y mucho más politizada) CNE.

El enfoque ex post en regulación es positivo en telecos y, de hecho, apenas queda ya regulación ex ante. Pero aplicado a la creación de empresas y a la concesión de licencias puede ser muy importante. El uso de la excepción sobre “salud pública” me preocupa, porque se pueden aprovechar los moñas antiantenas, pero en general no tiene mala pinta.

Un parrafó con un recadito para el PSOE: Se ha gastado mucho dinero sin explicar qué resultados se han obtenido, olvidando que las nuevas tecnologías son una herramienta y no un fin en sí mismas.

Siendo un programa con más posibilidades de llevarse a la práctica que el del PSOE, me sorprende que ofrece más soluciones concretas. Yo siempre había pensado que suele darse una relación inversa entre concreción y posibilidades de gobernar. A menos posibilidades, más barbaridades. Pero después de leer todos los programas me ha sorprendido que no siempre es así.

El PP ganará las elecciones y hace alguna que otra propuesta en firme. No demasiadas, pero más de las que hubiera esperado teniendo en cuenta el secano de propuestas en el que nos ha tenido durante los últimos años. El PSOE esquiva los compromisos como si fuesen balas. IU vive en otro planeta, en lo que a tecnología se refiere, y UPyD muestra más sentido común del que hubiera creído posible en un partido que lucha por formar, por primera vez, grupo parlamentario. www.expansion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s